ATENCIÓN Esta versión es de archivo, la información aqui presentada puede cambiar en un futuro. Ingresa a la nueva versión de este blog desde el siguiente link http://www.ladob.ml

jueves, 5 de febrero de 2015

El retorno del Servicio Militar Obligatorio: la vuelta al pasado y la errada solución

Commercial Photography
foto: perfil.com
El retorno del servicio militar obligatorio en Argentina es un tema que se viene debatiendo desde hace varios años en los medios y en distintos sectores politicos. Hace unos años el diputado salteño Alfredo Olmedo saltó a la fama televisiva por proponerlo, en el año 2014 hizo lo propio alguien con quien no solo comparte con Olmedo un parecido fisico, sino también de pensamientos, hablamos del senador por la Provincia de Buenos Aires y del FPV, Mario Ishii, si, el señor que en todos lados luce su poncho esplendoroso.
El debate sobre si se debe volver a aplicarlo o no, quedo olvidado frente a otras noticias y debates mas prioritarios para los medios, pero no así para sus propuestas electorales y en este año electoral es importante resaltar las propuestas de muchos candidatos para que seamos conscientes de sus ideas a la hora de votar.

Recordemos que el servicio militar obligatorio dejo de serlo en el año 1995 durante la presidencia de Carlos Saúl Menem trás el asesinato en 1994 del soldado Omar Carrasco por parte de otros dos soldados instigados por un oficial, dejando al descubierto los maltratos a soldados llevados a cabo en diversos lugares militares del país. Tras la suspensión de la ley de obligatoriedad, la asistencia al servicio militar pasó a ser voluntaria.

Los problemas sociales, principalmente la inseguridad, llevan a muchas personas, particularmente mayores, a creer que en otras epócas estas cosas podían ser contenidas. Se suele escuchar la clásica y desafortunada frase "esto con los militares no pasaba". El primer error reside en comparar los tiempos.
Tras esta erronea comparación, lo que le sigue es creer que aplicando cosas que antes parecían funcionar (y si hubo abusos y un asesinato, se ve claramente que no funcionaron del todo bien) volverlas a aplicar por si acaso podrían "funcionar" nuevamente. Una especie de solución mágica.

Dentro de este debate sobre la vuelta del servicio militar o no, existen diferentes variantes, en todas estan incluidas los jóvenes que no estudian ni trabajan, la variación de modalidad difiere un poco según quien las planteé: Olmedo (PJ) plantea un servicio militar obligatorio y comunitario, por seis meses, sin portación de armas, enseñandoles un oficio. Ishii (FPV) apoya la moción solo que se aboca más a los oficios.
Por otro lado, en el año 2010 en el senado tuvo media sanción el proyecto de servicio cívico voluntario propuesto por el entonces vicepresidente de la Nación, Julio Cobos (UCR) este proyecto consistía en un programa de capacitación en oficios para jóvenes de entre 14 y 24 años identificados “en situación de riesgo” a cambio recibían una beca equivalente a tres asignaciones universales.
Durante la gobernación de Mendoza, Cobos lo había implementado, duró cuatro años (hasta que asumió otro gobernador) según el cobismo la deserción no superaba el 20%, según la oposición era el doble.

Según los defensores de este servicio militar, la mayor parte de la población estaría de acuerdo con esto ante una consulta popular. Lógicamente, las personas cansadas de la inseguridad aceptarían cualquier propuesta que la propongan como única alternativa ante este mal, pero esto no quiere decir que este bien ni que esto serviría ni para las fuerzas armadas, ni para las mismas personas, dado que solo duraria entre seis meses y un año, para las fuerzas armadas lo beneficioso sería que sigan capacitandose para ser suboficiales y oficiales, para las personas, si bien les enseñan un oficio, pasados esos meses vuelven al mismo sitio de donde partieron, con sus mismos problemas y las mismas condiciones de vida.
Cabe destacar, que en la mayoría de los paises del mundo, el servicio militar dejó de ser obligatorio.
También es necesario resaltar, que aunque los soldados no porten armas, no quedan excentos del maltrato de parte de sus superiores, que se aprovecharían de que estos jóvenes provengan de lugares carenciados para abusar de su superioridad frente a ellos.

Este proyecto, aparte de estigmatizar a los jóvenes en situación de riesgo y culparlos de todos los hechos de inseguridad, refleja la desigualdad frente a otros sectores, por que logicamente, el servicio militar estaría destinado a quienes no trabajan ni estudían en pos a luchar contra la inseguridad, pero ¿que hacemos con los que estudían y/o trabajan y también roban o matan? hay muchos ejemplos en el gobierno o en comisarías.

Actualmente, sin un servicio militar obligatorio, muchos jóvenes de escasos recursos son asesinados, otros reprimidos por protestar, todos ellos sufriendo el abuso de poder y prepotencia del aparato policial, imaginemos un poco si son obligados -por no tener oportunidades- a ingresar al ejercito.
No permitamos otro caso Carrasco.




Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal